Saltar al contenido
nosoyfitness.com

Mujeres fitness

Independientemente del sexo, como definición fitness significa  ‘estado o condición de estar físicamente sano, especialmente como resultado de ejercicio o de nutrición adecuada’ derivado del ejercicio físico que permite conseguir este estado.

El segundo significado que se ha encontrado de esta palabra indica el tipo de actividad física que se suele entender como “fitness”, que se realiza realiza en un recinto deportivo específico.

Actualmente vemos muchas influencers con cuerpos aparentemente perfectos ofreciéndonos un sin fin de productos “milagrosos” para bajar de peso, sin embargo, su apariencia es el resultado de un equilibrio que se logra a través de varios factores distintos y no con dependencia de un producto específico.

Beneficios del ejercicio para las mujeres

Sin importar si eres hombre o mujer hacer ejercicio es benéfico incluso para el cerebro. De acuerdo a “American Academy of Family Physicians” y publicado en la página de sutterhealth.org, el ejercicio regular proporciona una gran variedad de beneficios para la salud, que incluyen bajar la presión arterial, reducir el colesterol y las enfermedades cardiovasculares, prevenir la diabetes, mejorar el estado de ánimo y la función cognitiva y reducir la mortalidad. Para las mujeres, esos beneficios se expanden gracias a su particular combinación de hormonas y riesgos para la salud sin importar la edad.

El ejercicio y los cambios de humor

El ejercicio ayuda a contrarrestar los cambios de humor impulsados ​​por las hormonas. Desde el primer ciclo menstrual hasta la menopausia, las mujeres viven con niveles de estrógeno y progesterona en constante cambio, lo que afecta sus patrones de fertilidad, así como la química cerebral y el estado de ánimo. Cuando los niveles de estrógeno bajan, como antes y durante o antes de la menstruación, las mujeres pierden la fuente natural de serotonina química del cerebro para “sentirse bien”. Esto las hace más susceptibles a los cambios de humor, la depresión y la ansiedad, como los síntomas del síndrome premenstrual severo o la depresión posparto.

El ejercicio contrarresta los cambios de humor causados ​​por estas hormonas al liberar otro regulador del estado de ánimo, las endorfinas. Las endorfinas te hacen sentir feliz y relajado después de un entrenamiento.

Pérdida de masa ósea y la osteoporosis

A medida que envejecen, las mujeres tienen más probabilidades de sufrir osteoporosis y fracturas relacionadas, así como disminución de la altura que los hombres. Según la Fundación Nacional de Osteoporosis, 8 de cada 10 estadounidenses con osteoporosis son mujeres, y la mitad de las mujeres mayores de 50 años con osteoporosis tendrán una fractura. Esto se debe principalmente a que los huesos de las mujeres son más delgados que los de los hombres y, con la edad, la fuerza de los huesos disminuye más rápidamente debido a la pérdida de estrógeno. Las fracturas de cadera son una consecuencia de la osteoporosis, que puede provocar la incapacidad para moverse y la muerte prematura.

El ejercicio mantiene el peso bajo control.

Las mujeres enfrentan desafíos especiales. Las mujeres jóvenes pueden encontrar que el aumento de peso dura mucho tiempo después del embarazo. Luego, a medida que las mujeres de mediana edad pierden estrógeno durante la menopausia, el cuerpo redistribuye las células grasas hacia el abdomen, lo que puede dificultar la pérdida de peso. Dado que el músculo quema más calorías que la grasa, las mujeres pueden encontrar que la masa muscular disminuye con la edad, lo que dificulta mantener o perder peso. El ejercicio puede contrarrestar estos factores al ayudar a las mujeres a mantener y desarrollar masa muscular magra, lo que las hace lucir y sentirse más delgadas. El ejercicio también puede quemar el exceso de calorías, de lo contrario, estas calorías se acumularán en grasa.

En un estudio de 20 años realizado por investigadores de la Universidad Northwestern en 3500 hombres y mujeres, todos los participantes aumentaron de peso con la edad, pero los que hicieron ejercicio perdieron peso significativamente.

El ejercicio puede mejorar el sueño.

Una encuesta a nivel nacional de 1.506 adultos en todo el país en 2005 encontró que, en comparación con los hombres, las mujeres tienen más dificultades para conciliar el sueño y permanecer dormidas, y tienen más sueño durante el día. Esta tendencia puede volverse más preocupante debido a las nuevas madres, los cambios hormonales mensuales y los síntomas perimenopáusicos como los sudores nocturnos. Afortunadamente, el ejercicio tiene un excelente historial para mejorar el sueño. En un estudio de 2.600 participantes publicado en el Journal of Mental Health and Physical Activity, los participantes que realizaron 150 minutos de actividad moderada a vigorosa por semana informaron una mejora del 65% en la calidad del sueño. Dijeron que no se sentían tan somnolientos durante el día.

Riesgos de bajar de peso rápido

Especialmente en las mujeres, perder peso rápidamente puede ser muy tentador. Muchas veces vemos a influencers anunciando todo tipos de soluciones como fajas, marcas anunciando productos y batidos mágicos o dietas milagrosas que prometen ayudarte a lograr objetivo tu rapidamente.

Hay muchos factores a considerar cuando decides iniciar el camino rápido; algunos son que posiblemente recuperes ese peso rápidamente o que se provoque algún tema de salud, e incluso, que afecte tu estado de ánimo. Esto sucede porque ves “la dieta” como algo temporal”, una solución rápida sin conocer las consecuencias.

Las consecuencias más comunes en mujeres son:

  • Pérdida de músculo: cuando bajas de peso rápidamente estas comprometiendo al músculo. La masa muscular además de ayudarte a mejorar tu figura, te ayudará a ser más eficiente metabólicamente debido a que es un órgano que consume calorías, es decir, mientras más músculo mayor quema de calorías.
  • Puede causar fatiga: cuando tu cuerpo no consume suficientes calorías para proporcionar energía para tus actividades te ralentizas, lo cual provocará que reduzcas el consumo de calorías que usas y causando fatiga para que realices ejercicio; un círculo vicioso.
  • Afectar el estado de ánimo: la comida nos hace felices, desafortunadamente cuando empiezas una dieta lo primero que eliminamos son los carbohidratos. Sin embargo, tristemente esto afecta nuestro estado de ánimo, aprende a distinguir entre los carbohidratos buenos como lo son el arroz, la avena, pasta,frutas y verduras y la basura como lo son los productos ultraprocesados.
  • Atracones: Las personas con tendencia a restringir las calorías y alimentos suelen tener más antojos e incluso tienden a asignarse un dia de “cheat meal” provocando mayor ansiedad y ganas de comer en exceso.
  • Amenorrea: La pérdida de la menstruación durante un tiempo prolongado es muy común en mujeres que empiezan una dieta desequilibrada y la cual puede derivar hasta en problemas de fertilidad.

Fuente:

www.sutterhealth.org